Diarios

Lo que el viento nos deja. Semana 6

O/3.L

Ni soy defensor ni me gusta el teletrabajo. Mira por dónde hoy me veo obligado, por circunstancias personales, a ello.
No quiere decir que no haya comenzado la semana, el lunes, con los hábitos habituales. A las 6.30h salía de casa, calzado cómodo, a caminar los kilómetros correspondientes a la mañana.
Amanece mientras tomo café cerca de casa.
Un lunes distinto para una semana distinta.

Me gustaría conocer el por qué se producen ciertos sueños. Qué nos revuela por la mente, en esas noches, para que lleguemos a visualizar, como si de una película se tratara, esas historias. ¿Son películas?

Los miedos, la mayoría, más allá de protegernos, nos estancan. Limitan nuestra capacidad de acción.
Vencer el miedo: coraje.

“Son más las cosas que nos asustan que las que nos dañan. Sufrimos más por la imaginación que por la realidad”. Séneca

Situación que nos provoca miedo. Algo que nos genera precaución. ¿Algo a lo que debemos enfrentarnos? ¿Sí? ¿No? Si es que sí debemos prepararnos para el peor escenario. Si es que no, vamos a prevenir por un posible mal escenario.

La rigidez de nuestras creencias, dogmas y certezas dificulta ver la verdadera realidad.
Creemos para olvidarnos de lo que verdaderamente somos.
Lo que somos lo somos independientemente de lo que creamos.

Te conoces por tus pensamientos pero los demás te conocen por tus acciones.

Haz cada día un poco de aquello que te acerca a tu objetivo.

¿Qué es un pueblo? Un pueblo, y cuando digo hablo de pueblo me refiero a los pequeños, a esos menores de 2.000 habitantes, es como una gran familia.
Todo se sabe, todo se siente. Lo de fuera y lo de dentro del umbral de las puertas de cada casa.
Muchos de los que vivimos en ciudades buscamos ese cambio en lo rural y evidenciamos nuestras necesidades emocionales que solo cuando pisamos la tierra nos llega esa anhelada paz.
Los rurales, en cambio, los pocos, buscan el escape a otros lugares donde el bullicio les rompe la rutina del silencio.

He podido maravillarme con otro de esos atardeceres que nos regala la naturaleza y yo recojo como una bendición.
Salí a trotar justo en ese momento en el que el sol nos abandona, por esos campos que algún día, lo sé. Estarán ocupados por ladrillos y asfalto pero que, de momento, podemos disfrutar y vivir.
Una meditación perfecta antes de dormir.


O/4.M

Solo le irá bien al que actúa.
Si piensas en el futuro, con miedo, prevé el futuro, ese futuro. Si no pasa nada, mejor; si pasa, estás preparado.
¿Cuál es la posibilidad de que ocurra eso que temes? Evalúalo.
Describe qué te da miedo. Analiza los riesgos: evalúa, mitiga.

Dejar de dudar. Dudar es el puto diablo. No dejes que entre la duda en ti.

Ando estos días algo torcido, mentalmente. Doy vueltas a demasiadas cosas y vuelvo a preocuparme tal vez por lo que no debería.
La preocupación nos quita vida y la vida sin vivir vida no es.
Leo mucho sobre esto últimamente. Las inseguridades, el miedo. Las responsabilidades, las desconfianzas. La incertidumbre. Parece que el otoño, con sus colores claro oscuros, se ocupa también de pintar de gris nuestros pensamientos.
No me gustan ciertas cosas.
No me está gustando mucho esa sensación de que todo puede ir a peor. Una sensación o sentimiento que se va impregnando en toda la sociedad y de ahí a todo nuestro ser. Un clima realmente inadecuado para encontrar el positivismo.

Ningún problema existe por sí solo. Si hay un problema, en relación con este problema hay otros problemas. Si cogemos uno, lo analizamos y llegamos hasta el final, con objetividad y sensatez, podemos resolver también, sin duda, todos los problemas.

O/5.X

Mi mente está intranquila y mi alma no siente paz.
¿Ansiedad? Intranquilidad.
El dolor humano se hace carne en las arterias coronarias.
El devenir del hombre en la tierra es “corto de días y harto de sinsabores” nos advierte la Biblia, otro de esos libros sabios que me acompañan.

O/6.J

Estación el AVE. En un rato salgo hacia Sevilla por trabajo, esa ciudad a la que siempre me gusta volver.

La gestión que cada uno hagamos de nuestra mente es importantísimo para hacer frente a los retos que tenemos frente a nosotros en este mundo que nos toca vivir.
Paz interior y Calma, a pesar de este caos que me envuelve.
La serenidad interior nos permite ver las cosas de manera clara.
Lo externo es difícil de cambiar, casi todo está fuera de nuestro control. Lo único que podemos controlar es lo interno, nuestra mente.

Familiarizarte con el peor resultado.

El coraje no es no tener miedo. El coraje es hacer lo correcto a pesar del miedo.

Exponerte a riesgos frecuentes conlleva, tarde o temprano, el fracaso.
Debes exponerte a riesgos controlados. Riesgos que te ayudan a crecer y vencer tus miedos, pero que no te debiliten para siempre.


O/7.V

He llegado justo al tren de vuelta en la estación de Sevilla. Corriendo.
Por fin consigo relajar un poco tras una intensa jornada.
Tomo un café en la cafetería del tren mientras miro por la ventanilla el infinito.

Me acabo de dar cuenta  que la mujer que va sentada a mi lado lee la misma novela y edición que yo: ‘Los renglones torcidos de Dios’ de Torcuato Luca de Tena.
Será la segunda vez que lea esta impresionante novela. La primera vez la leí con no más de 13 años. Posiblemente de mis primeras lecturas no obligatorias y adultas. Me la recomendó un compañero de séptimo u octavo, que leía bastante, y en ese ansia mío ya por los libros, compré con la propina y leí.
Tenía ganas de volver. No me defrauda. Es un novelón.
Una detective se interna en un hospital psiquiátrico siguiendo las pistas de un homicidio. ¿Fue ingresada injustamente o en realidad padece un grave y peligroso trastorno psicológico? Una novela emocionante, un testimonio único, un libro para siempre. Alice, investigadora privada, ingresa en un hospital psiquiátrico, a fin de recabar pruebas del caso en el que trabaja. La realidad a la que se enfrentará en su encierro superará sus expectativas. Un mundo desconocido y apasionante se mostrará ante sus ojos. El curso que tomarán los acontecimientos le hará pasar de detective a sospechosa en un juego de pistas tejido con asombrosa maestría. Para escribir este libro, el autor estuvo en un psiquiátrico, simulando una enfermedad mental, conviviendo como un loco más entre los locos, para así conocer mejor la realidad que pretendía describir. Este conocimiento desde dentro impregna toda la obra.
Sinceramente… más que recomendable.
Ahora estrenan la película que veré más adelante.

Aceptar lo externo te da poder.


O/8.S

No he dormido demasiado bien pero hemos venido a la casa de Minaya.
Intento que esa mente mía deje de pensar y se quede, si es posible, quieta en el silencio.

Paseo por el campo abrazando un tímido viento.


O/9.D

Si tomamos caminos que otros no toman, lo normal es que obtengamos resultados que otros no obtienen.

“¿Cuánto falta para la cima? Tú sube y no pienses.” Nietzsche

“Lo esencial es permanecer fiel a tu propósito” Hegel

He viajado escuchando el nuevo disco de Viva Suecia, uno de mis grupos banda sonora vital, ‘El amor de la clase que sea’, una verdadera maravilla; un disco de esos completos en los que no sobra ni una nota.

No es fácil ser padre, mucho menos lo es ser un buen padre. ¿He tenido, tengo, buenos padres? Sí, los mejores. Me siento muy orgulloso de ellos. ¿Pensará lo mismo mi hijo? No lo sé. Tan difícil acertar.

Algunos tienen la costumbre de ponerse a enviar correos o mensajes de trabajo los domingos por la tarde. Me es difícil no leerlos e incluso responder. La mente se conecta y ya no descansa.
Tengo la sensación de que se aburren en sus casas y no tienen otra cosa que hacer que ponerse a enredar y romper los momentos de íntima paz de los demás.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s