Coaching, coachingDVida, InteligenciaEmocional, JLMorenoCoach

Día 79: Creciendo.

En estos momentos escucho truenos. El cielo está oscuro, aunque a lo lejos veo algún claro. Hace un rato estuvo lloviendo y es posible que vuelva a hacerlo. Hace calor. Hoy agradeceré la lluvia porque limpiará de alergias el ambiente.
He vuelto a coger el ritmo, y con ello los desórdenes, el querer abarcar demasiado, el perder la verdad de los momentos que se van a una inusual velocidad.
Las terrazas de los bares están llenas. Las alergias, al menos a algunos, como yo, nos atrapan y nos tienen llenos de mocos, toses y ese sabor a hierba en la garganta.
Sigo diciendo que todos somos bastante irresponsables. Nos reencontramos, nos abrazamos. Nos agolpamos en las mesas como si esto no hubiera ocurrido nunca o hubiese terminado.
Hemos sabido hoy, en palabras del Presidente del Gobierno de España, en su homilía semanal, antes de la comida, que se prorroga el Estado de Alarma hasta el 21 de junio inclusive.
Creo, sinceramente, que es totalmente innecesario, a no ser que haya otro tipo de interés o razón, que no solo no se explica sino que desconocemos.
Esto no nos va a hacer salir más fuertes, nos debilita.
Mi vida, va estando ya normalizada en el día a día, a ritmo.  Mañana incluso comenzaré a utilizar, de nuevo, el transporte público y disfrutaré de esas tempranas caminatas.
Lo que peor llevo ahora mismo, es no poder viajar a Minaya; salir al campo, respirar, oler a tierra, ver a los amigos de por allí. Lo incomprensible es que sí podría, por ejemplo, viajar por trabajo a Albacete; pero no puedo ir a mi casa, a comprobar que todo está en orden.
¿Me lo explican?
Creo que somos un país, en el que no se da muy bien eso de explicar las cosas, con transparencia, a los que tienen la obligación de dar explicaciones.
Tengo una especie de sensación, que me disgusta bastante, de que el ordeno y mando se utiliza en exceso, y más en estas circunstancias en las que lo emocional se debería priorizar a lo irracional.
 
👉 Sincerismo en tiempo de coronavirus.
 
He sido siempre excesivamente sincero, al igual que exigente. Por eso son muchos los que no me aguantan, tampoco lo hago yo, me refiero a aguantarme a mi mismo.
Analizo el porqué. Simplemente porque soy así. No hay un porqué, más allá de cómo nos vamos haciendo, construyendo, cada uno.
➡️ Las palabras son nuestras y la vida también.
Quiero pensar que, mientras veo ese cielo realmente oscuro, la luz está donde debe estar, donde ha estado siempre.
Estas circunstancias sacan lo mejor y lo peor de cada uno. En mi caso, están sacando lo mejor. La calma, la serenidad, la reflexión completan los días y me hacen crecer.
☝️ Somos nosotros los que crecemos en la adversidad, no es la adversidad la que nos hace crecer.
 
Estos meses me están ayudando a comprender mejor el mundo y comprenderme mejor yo: mis defectos, mis debilidades, pero también esas fortalezas o pequeñas virtudes.
He pasado un tiempo pensando que era una calamidad, que todo lo que tocaba se rompía. No es así.
Ahora, todos hemos vivido una situación más o menos traumática, para unos más para otros menos. Si hemos sabido utilizar y reflexionar, ha sido un tiempo inspirador.
Tal vez nuestras vidas tengan un poco más de sentido.
➡️ De todo lo malo siempre puede surgir algo bueno.
Pero no a todos nos ocurre lo mismo. No todos crecemos de la misma manera, no todos manejamos las circunstancias por igual.
 
Si no has crecido, ni te has fortalecido, en este período de tiempo, pues no pasa nada.
No hay que forzar nada, cada uno lleva su ritmo.
Todavía no hemos llegado a esa normalidad, que podrá o no ser la misma. Se abrirán las puertas, podremos volver en libertad a las calles; regresaremos a donde nos encontrábamos antes de este trauma.
Hemos descubierto que no vivimos en un mundo ideal. Tal vez hayamos descubierto la realidad del mundo. Ahora depende de nosotros crear momentos, que nos aporten lo que realmente queremos y buscamos.
Más que nunca, he sentido que el verdadero responsable de mi vida soy yo.
☝️ Somos cada uno de nosotros. De nuestro ruido y de nuestro silencio. De lo oscuro y lo claro del día.
➡️ Siente lo que eres, cómo eres y lo que quieres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s