Coaching, coachingDVida, Espiritualidad, Filosofía, InteligenciaEmocional, JLMorenoCoach

Día 55: No te olvides.

Amanece por la mañana el sol, con él una especie de silencio que rompo al poner las noticias en la radio. Es mi único momento, junto al repaso de la prensa, en el que me dejo llevar por esas noticias. Unas nos animan, otras simplemente nos crean más incertidumbre o confusión.
Se acuerda el cuarto Estado de Alarma.
La política, actualmente, busca el interés particular, partidista. Analizo los votos de los partidos en el Congreso, no puedo evitarlo, y veo poco interés general. Si en este caso todos buscasen lo mismo, lo único, el interés de España y sus ciudadanos, votarían también lo mismo.
Al Covid no se le vence con ideología, se le vence con gestión e inteligencia.
👉 La sinceridad a nosotros mismos es lo que define nuestra autenticidad.
Ahora todos vivimos en una especie de incertidumbre que nos lleva en los días como en volandas.
La incertidumbre provoca  el miedo; un miedo que, defiendo, tiene su vertiente positiva, nos hace ser más prudentes. También tiene su lado negativo, puede paralizarnos.
Todos hablamos de lo mismo, día tras día. ¿Cuándo terminará esto? ¿Qué haré cuando recupere mi libertad?
 
Aplaudimos a las ocho a los sanitarios, que han atendido su trabajo con la máxima dignidad, eficacia y compromiso; incluso por encima de sus deberes. También a las cajeras de los centros comerciales, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, al Ejército, a los servicios de limpieza, conductores del transporte público, taxistas y miles de personas anónimas que no sabemos, desconocemos y han estado arriesgando su salud y tiempo por los demás, para que esto no se pare del todo.
 
Criticamos, también cada día, la gestión de los gobiernos porque nosotros sí sabríamos hacerlo mejor que ellos si estuviéramos en su lugar. Pero no lo estamos.
Nos viene ese miedo al qué pasará después; si volveremos atrás. Pero en cuanto nos dan la mínima oportunidad, salimos en bandada a llenar las calles de chándals de hace treinta años, incumpliendo todos los protocolos de seguridad.
Tenemos miedo a esa crisis económica que parece que, irremediablemente, nos viene.
Yo me pregunto: ¿qué recordaremos de todo esto dentro de, por ejemplo, un año? Nada.
Nos olvidaremos pronto porque tendemos a olvidar rápidamente nuestros compromisos, propósitos, que nos hacemos en esas situaciones que nos producen miedo.
El miedo nos pellizca, nos motiva; hasta que dejamos de tenerlo.
Cuando se pasa, nos olvidamos de todo lo que prometemos. Olvidamos lo que soñamos, decimos o vivimos en los momentos de crisis o adversidad.
Volvemos a lo de siempre. A nuestras rutinas, a nuestros desastres existenciales.
No queremos aprender ¿para qué?
Oye ¿te acuerdas de esa pandemia que vivimos hace un año?. Ah ¿pero, hace un año ya?. ¡Cómo ha pasado el tiempo!
 
Sabemos lo que tenemos que hacer. Sabemos lo que hemos experimentado, lo que hemos vivido. Sabemos lo que debemos cambiar. ¿Y qué?
¿Qué te vas a llevar de esta experiencia?
 
Piénsalo, anótalo. No lo olvides nunca. Guárdalo.
Espero que jamás volvamos a vivir una situación así. O sí. ¿Quién lo sabe?
Es una experiencia única en tu vida, de la que merece dejar constancia.
Yo me propuse escribir todos los días, mientras durase el estado de alarma. Escribir muchas tonterías, seguro, pero dejar las páginas de esos cuadernos impregnadas de tinta de la pandemia.
Quería, y quiero mientras dure, dejar constancia escrita de todo lo que siento, pienso y se me pasa por la cabeza. De mis consejos absurdos, de lo que hago y vivo.
Si llego a viejo, volveré a leer estas páginas; espero que mi hijo y sus hijos las lean algún día y aprendan de lo poco bueno o mucho malo que escribía ese ser. de lo poco bueno o malo que hicimos.
Aquí están mis conversaciones conmigo mismo. Mi exceso de valor sobre lo importante, eso que tal vez no valoraba antes de que ocurriera esto; iba muy deprisa. Vamos todos muy deprisa.
Estos días, he tratado más de Ser, que es un camino que sigo en los últimos años, por encima de Hacer.
➡️ Ser uno mismo.
➡️ Somos lo que vivimos.
Ese cambio que exigimos a los demás, a la sociedad, debe comenzar por nosotros mismos.
Debemos ser nuestros líderes; aprender a liderarnos y liderarnos, como primer paso para ese cambio que queremos provocar.
Si no es así, todo seguirá igual.
➡️ No hagas caso a lo que digan los demás, a lo que piensen. Piensa y haz por ti.
➡️ Que cada propósito sea coherente contigo.
➡️ Comienza a Ser.
➡️ Si eres tú, tu verdadero tú, no te importará lo que digan los demás.
➡️ No olvides aquello que te haya supuesto una experiencia, un miedo, un aprendizaje.
➡️ Empieza a ser tú mismo.
➡️ Sé auténtico.
Buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s