Coaching, coachingDVida, InteligenciaEmocional, Liderazgo

Algunos Consejos de un día cualquiera…

Pretendía escribir sobre la serenidad, sobre la Paz Interior que muchos perseguimos mientras vamos dejando pasar el tiempo entre desvaríos y absurdeces varias y variadas.
Llegan los fríos y parece que con ellos te atrapa la melancolía y la reflexión. Parece que todo a tu alrededor se apaga antes, como los días, y te es más difícil encontrar esa luz que siempre llevas contigo.
Todos estamos llenos de luz. Absolutamente todos.
Somos los responsables de nuestras vidas y de lo que pasa en ellas.

O conseguimos hacernos nosotros mismos o terminamos por deshacernos por completo.
Buscar la Paz, buscar la esencia es mucho más que unas meras palabras. Es un compromiso con nosotros mismos y ese es el compromiso más importante que podemos acometer en nuestra vida.
Comenzar a cuidar lo que eres y lo que vives.
Para Ser hay que Estar. Ser consciente de que si tú no te cuidas entonces te vas muriendo en vida.
Tu eres tu reto.
Los retos que se nos presentan, más que adversidades, son oportunidades para seguir creciendo o Crecer.
¿Qué está tratando de enseñarte la vida en este momento? Piénsalo.
Valora tu vida. Es una. Es única.
Tienes la obligación de Vivir y de vivir bien.
No seas perezoso. Todos nacemos con un potencial interior que está ahí. Unos lo utilizan y otros lo dejan perder. Estos últimos son los perezosos.
¿Sabes lo que quieres? Pues entonces comprométete con ello que será comprometerte contigo. No más excusas. No más distracciones.
Si tienes un propósito Vives.
Decide cómo quieres que sea tu vida antes de que los demás decidan por ti.
Sobrevivimos al tiempo, a las adversidades, incluso a nuestra insignificancia.
Sobrevivimos a nuestros errores y cabreos.
Sobrevivimos a esta apariencia nuestra que nos hace invisibles.
Debemos vivir y no sobrevivir. No es tan difícil así que:
Piensa en positivo. Elimina inmediatamente cada pensamiento negativo que se cruce por tu cabeza.
Haz lo que tienes que hacer y hazlo ya. No lo dejes para mañana.
Come sano.
Ayuda a los demás y no esperes nada de ellos.
Sonríe más. ¿Por qué vas por la vida con esa cara de amarrado. Sonríe.
Trata a los demás con respeto y con amabilidad.
No dejes de estudiar. Estudia siempre. Conoce, aprende.
Enfréntate a tus miedos con valentía.
Arriésgate. ¿Qué puedes perder? Es mejor arriesgar que arrepentirse de no haberlo hecho.
Dedica tiempo al silencio y la meditación. El tiempo contigo mismo es el mejor tiempo.
Llama todos los días a tu madre.
Sé libre y respeta la libertad de los demás.
No seas envidioso. Alégrate del éxito de los otros.
Lee filosofía. Lee poesía. Lee.
Aléjate del consumo absurdo.
Disfruta de lo que tienes y valora lo que eres.
Olvídate del tener y concéntrate en el Ser.
No creas nada de lo que te digan, experiméntalo tu.
Pide perdón a quién le hayas podido hacer daño.
Comprométete contigo.
¿Crees que es difícil? Lo es pero lo importante es querer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s