Coaching, coachingDVida, InteligenciaEmocional, Liderazgo

Hábitos…

Sobre los hábitos he escrito o anotado mucho por aquí. Otra cosa es el caso que me haga a mi mismo.
El hábito es una conducta repetida regularmente. Requiere de un pequeño, o de ningún raciocinio, y es aprendida, más que innata. Hay hábitos buenos y hábitos malos; hábitos perjudiciales y hábitos que nos llevan a la consecución de nuestros objetivos y metas.
En su maravilloso Ética a Nicómaco, mi gran amigo Aristóteles define los hábitos como aquello en vistas de lo cual nos comportamos bien o mal respecto de las pasiones. El hábito predispone a una persona para la realización perfecta de una tarea o actividad.
A lo largo de nuestras vidas, ahora mismo, ¿cuántos sueños, cuántos objetivos, quedan en el camino por falta de motivación, por falta de compromiso, por falta de hábitos que nos lleven a su consecución?
¿No tienes un sueño? ¿Un deseo? Si no es así, no vives.
Estar en forma, perder unos kilos, escribir un libro, tener tu propio negocio, son, como otros muchos, objetivos que queremos o quisiéramos alcanzar. No se llega a ningún sitio sin hábitos. tampoco se llega, ni mucho menos, con malos hábitos.

El hábito es un comportamiento. El hábito es algo que se hace sin pensar, porque sí.

Una acción puede ser un hábito si se hace cada día.
El hábito hay que integrarlo en la vida cotidiana. Un hábito se hace con tiempo, sobre todo un hábito bueno.
El hábito negativo se genera sin darnos cuenta de ello.
Es sacrificado levantarte cada día y dar ese paso que sin duda te llevará a cumplir tus objetivos.
¿Qué quieres conseguir? ¿Lo tienes claro?
Esfuerzo mental y físico.
1. Céntrate en un solo hábito a la vez.
2. Establece metas claras y específicas.
2. Define un plan. No pierdas el tiempo. La pereza es el mayor enemigo. el peor enemigo para conseguir un sueño, un objetivo, llegar a la meta, somos nosotros mismos. Crea una rutina.
3. Márcate recordatorios en la agenda. es la mejor forma de no olvidar.
4. Controla tu proceso. Piensa los posibles avances.
5. Celebra lo que hayas conseguido.
Todo cambio de hábitos comienza con un cambio de pensamientos.
Si cambias tus emociones, cambias tus acciones.
Si cambias tus hábitos puedes cambiar tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s