Coaching, coachingDVida, Espiritualidad, Liderazgo, UCDM - Un Curso De Milagros

‘¿Darnos por vencid@s?’ por JL Moreno Coach

Esta mañana, temprano, me encontré leyendo el siguiente texto:

“Nada externo a ti puede hacerte temer o amar porque no hay nada externo a ti. Tanto el tiempo como la eternidad se encuentran en tu mente, y estarán en conflicto hasta que percibas el tiempo exclusivamente como un medio para recuperar la eternidad. No podrás hacer esto mientras sigas creyendo que la causa de todo lo que te ocurre se encuentra en factores externos a ti. Tienes que aprender que el tiempo solo existe para que hagas uso de él, y que nada en el mundo puede eximirte de esa responsabilidad. (…)La respuesta que das a todo lo que percibes depende de ti porque es tu mente la que determina tu percepción de ello.” 

Evidentemente es un texto del libro Un Curso de Milagros y corresponde a la introducción del capítulo 10.

Qué curioso que para cualquiera de nosotros, lo más difícil sea sacarnos del tiempo y ser capaces de vernos como alguien nuevo a cada momento. Si conseguimos hacerlo con nosotros, seremos capaces de ver el resto de lo que nos rodea diferente.

 Si ahora queremos ser algo diferente de lo que somos, hemos de tener en cuenta que:

– Debemos hacer algo distinto a lo que hacemos en este momento.

– Debemos darnos permisos para hacer lo que no hacemos ahora.

– Debemos tratarnos como no nos tratamos Ahora.

Caminando hacia la oficina, temprano, ya con el amanecer incipiente y esa luz que bordea el parque de El Retiro de Madrid (mi privilegio cuando no viajo), pensaba tanto en el texto, en el significado del tiempo como en lo difícil que es superar esos condicionantes que nuestra mente nos provoca.

¿Darnos por vencida/o?

La sociedad y la tradición ejercen una poderosa influencia sobre cada uno de nosotros, pero ¿quién decide? Nosotros. Somos libres para tomar decisiones con las que construir nuestro propio sendero en la vida. Simplemente debemos de asumir nuestra parte de responsabilidad.

Es cierto que tomar las riendas de nuestra existencia nos confronta con nuestro miedo a la libertad.

Parece que nada cambia pero es porque –en primer lugar– la mayoría de nosotros nos resistimos a cambiar.

No importa la edad que tengamos. No importa lo adversas que sean nuestras circunstancias actuales. Estamos a un solo pensamiento de dar el primer paso. Nadie dijo que fuera fácil. Pero para empezar a vivir nuestra propia vida –y no la de otros– el cambio es sin duda nuestro mejor aliado.

Como imagino, habitualmente lees biografías, reseñas y casos, te sorprenderá saber que un gran numero de personas abandono su sueño, ante algún problema. Se conformo interiormente diciendo eso de “lo intente”, y en realidad tenia la oportunidad con solo resolver algunas cosas.

Pasa a la acción a partir de hoy y veras resultados.

Tenemos miedos.

Creencias limitantes.

Tenemos Culpas.

No nos hemos perdonado del pasado.

Si nos desconectamos de quienes somos, perdemos nuestra frescura, la fuerza.

Los hábitos determinan nuestro destino. Los éxitos nacen de la creencia de que es posible, los fracasos simplemente de no creer.

Hay momentos en los que uno pierde la creencia en sí mismo. Ese momento en el que dejas de creer en ti, que te sientes descolocado, te hace sentir porque te lo crees que has fracasado.

Pero la creencia es un estado emocional, o te sientes o no lo sientes. La convicción o certeza que las cosas van a suceder como crees.

La creencia no es real, es una percepción de tu cerebro sobre la realidad. Y esto es lo más importante para salir del fracaso.

Acción. Momento en el que tu entras en contacto con la realidad.

Sentirte bueno, sentirte que lo vas a hacer bien. Todo depende de ti. Si crees en ti mismo actúas con seguridad.

Toda acción tiene una reacción. Si crees en ti obtendrás una respuesta.

¿Qué ocupa tu mente en este momento? Las áreas de la vida de uno no son correctas todas. Ve al grano. ¿Que te preocupa?

¿Que es lo que realmente quieres? Define tu objetivo y comienza a caminar.

¿Cual es tu verdadero reto? Hasta que no asumas tu responsabilidad del lugar en el que te encuentras, no podremos llegar al lugar en el que quieres estar.

A veces hay que decir No para poder comprometer con el sí.

Compromiso y todo lo que dejarás a un lado para conseguir esto. Todo lo que dirás No para conseguir tu objetivo.

Y fíjate lo que puede dar de sí este día para ti…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s